Blog

Acabar con las biopsias de próstata innecesarias


Tradicionalmente, cuando un paciente acudía a una revisión prostática ya fuese a través de un tacto rectal o bien por una elevación del PSA en sangre ambas pruebas se acompañaban o completaban de forma casi automática por una biopsia de próstata.

Cambio de técnica
La biopsia de próstata consiste en un procedimiento por el cual se mete un ecógrafo a través del recto y se recogen unas biopsias aleatorizadas, es decir, se hace un muestreo de entre 8-10-12 cilindros de tejido prostático q se manda al patólogo y este especialista era el encargado de observar cada muestra de tejido prostático en cada cilindro por si encontrase la presencia de alguna lesión en la zona. De modo que, como vemos, el patólogo no hace esta biopsia ni guiado ni yendo específicamente a buscar una lesión concreta y conocida con anterioridad.
Por esta razón, que es invasiva para el paciente y poco certera, creemos que este tipo de técnicas han quedado obsoletas y sobrepasadas. Ante esta situación y precisamente con la intención de evitar realizar biopsias innecesarias seguimos un procedimiento distinto más localizado y menos agresivo. Para ello, en primer lugar lo que modificamos es el por qué de la biopsia. Ahora ya no decidimos rectar una biopsia sólo en base a un PSA elevado o tras un tacto rectal, si no que sumamos el Test de las cuatro Kalicreinas. Este es el método más adecuado para lograr reducir en número de biopsias que practicamos.
Objetivo: menos biopsias innecesarias
El Test de las cuatro Kalicreinas nos da un porcentaje, una probabilidad real que indicará las posibilidades que tiene nuestro paciente para llegar a desarrollar y presentar un tumor próstatico clínicamente significativo. Será en función de estos datos que tomaremos la decisión de si proceder con una biopsia para completar el diagnóstico o recurrir a otro tipo de técnicas más adecuadas. En esta línea, si el índice que nos muestra el Test es bajo no sería necesario hacer una biopsia de próstata con lo cual nos ahorraríamos biopsias que simplemente diagnosticarían tumores clínicamente no reseñables. Esto es en pacientes que pueden llegar a tener un tumor de próstata pero que éste no pondrá en peligro su vida.
Por otro lado, si el resultado del test es positivo y apunta a la presencia de un tumor clínicamente reseñable, tampoco nos lanzaremos a hacer una biopsia. Previamente a este procedimiento lo que hacemos es pedir una resonancia nuclear magnética del paciente para socializar lesiones sospechosas. Es entonces, una vez hemos visto y localizado las lesiones, que practicamos la biopsia. Nunca antes. La principal ventaja de hacer una resonancia antes de la biopsia es que logramos es que logramos focalizar el efecto de la biopsia ya que esta se dirige únicamente a la zona donde se encuentra la lesión sospechosa. Reducimos así el número de cilindros que tomamos de forma aleatoria y nos centramos en analizar esa lesión, minimizando así riesgos i perjuicios al paciente.

La fimosis, también un problema de adultos

La fimosis puede manifestarse a cualquier edad. La fimosis es la imposibilidad para retraer el prepucio. Una circunstancia que se da como consecuencia de la falta de elasticidad en la piel del prepucio y por un frenillo corto. Aunque es una patología que afecta con mayor incidencia a los niños, bien es cierto que también puede

Datos sobre el Cáncer de próstata

El cáncer de próstata  es el más común en hombres de los Estados Unidos, seguido del cáncer de piel. Según los últimos datos recogidos por el NIH (Instituto Nacional del Cáncer) El cáncer de próstata es la segunda causa principal de muerte por cáncer en los hombres y según la misma entidad es más frecuente

Cirugía de Hiperplasia Benigna de Próstata y diabetes

Cirugía de Hiperplasia Benigna de Próstata en diabéticos La cirugía por hiperplasia benigna de próstata en un varón diabético se realiza igual que en un no diabético. Únicamente debemos ser más cautelosos con el periodo de ayunas, durante el mismo administraremos suero glucosado e insulina en pauta protocolizada intravenosa para evitar las variaciones del perfil

La cirugía y la radioterapia son comparables en el tratamiento de cáncer de próstata gleason 9-10

En un estudio de cohorte publicado en JAMA Oncology, Tilki et al descubrieron que los pacientes con cáncer de próstata Gleason 9-10 tratados con multimodalidad conocido como MaxRP (prostatectomía radical [RP] más radioterapia de haz externo adyuvante [EBRT] con o sin terapia de deprivación androgénica [ADT] tuvo resultados de supervivencia similares en comparación con los que recibieron otro régimen combinado llamado MaxRT (EBRT, braquiterapia y ADT).

previene el cáncer de próstata

Eyacular frecuentemente previene el cáncer de próstata

Qué previene el cáncer de próstata? La eyaculación podría tener un papel influyente en el cáncer de próstata. Esto es al menos lo que afirman investigadores de la American Urological Association en Nueva Orleáns, que consideran que la eyaculación es el primer factor de riesgo modificable para este tipo de cáncer. Ante estas afirmaciones, lo

Blog del Dr. Romero Otero