Especialidades

Hiperplasia Benigna de Próstata

La hiperplasia prostática es el crecimiento benigno de la glándula prostática. Se trata de una patología muy frecuente que afecta al 40% de hombres a partir de los 40 años.

El agrandamiento de la próstata produce síntomas urinarios y alteraciones en el aparato génito-urinario. En casos moderados, puede seguirse un tratamiento con fármacos. Sin embargo, en casos más graves, el tratamiento quirúrgico resulta la mejor solución.

La hiperplasia benigna de próstata HBP es el crecimiento benigno de la glándula prostática. Se trata de una patología muy frecuente que afecta al 40% de hombres a partir de los 40 años.

El agrandamiento de la próstata produce síntomas urinarios y alteraciones en el aparato génito-urinario. En casos moderados, puede seguirse un tratamiento con fármacos. Sin embargo, en casos más graves, el tratamiento quirúrgico resulta la mejor solución.

El paciente generalmente presenta:

  • chorro de orina flojo
  • dificultad para la micción
  • necesidad de orinar de noche
  • gran frecuencia miccional diurna
  • urgencia por ir a orinar

Esta sintomatología empeora la calidad de vida del paciente sustancialmente.

Además puede acabar provocando complicaciones como:

  • sangrado
  • infección
  • formación de piedras en la vejiga
  • deterioro de la función renal
  • imposibilidad para orinar
  • requerir una sonda vesical

En muchas ocasiones los síntomas de próstata se pueden controlar con medicación. En los casos en que el tratamiento médico no es suficiente, suele ser necesaria la realización de cirugía.

Es necesario evaluar a cada paciente para sopesar el tipo de modalidad de cirugía de próstata ideal para su caso.

Clásicamente se ha tratado la hiperplasia menor de 60cc mediante resección transuretral de próstata (RTUp). Consiste en extirpar poco a poco el adenoma prostático a través de la uretra sin incisiones.

Cuando el adenoma es mayor de 60cc se requiere cirugía abierta, pues no se puede extraer todo el tejido a través de la uretra. La cirugía abierta es la más agresiva pero la que consigue desobstruir más al paciente. Se extrae la totalidad del adenoma prostático. Al extraer la totalidad del adenoma es imposible que vuelva a ocurrir esta enfermedad, no hay recidivas.

Estos abordajes quirúrgicos clásicos han sido ampliamente superados por la enucleación con láser de holmium. Esta técnica quirúrgica se está imponiendo como la más extendida pues es válida para todos los pacientes (independientemente del tamaño prostático, las demás técnicas no) , consigue los mejores resultados funcionales con las mínimas complicaciones. Nuestro equipo es líder en esta técnica a nivel intercional.

Hoy en día incorporamos Aquabeam y Rezum a nuestro armamentario terapeútico. Son dos procedimientos mínimamente invasivos, que se caracterizan por preservar la eyaculación en los pacientes. No son procedimientos extendidos, ni con gran experiencia en ellos, se debe seleccionar muy cuidadosamente a quien se le ofrece este tipo de tratamiento. Si bien son una nueva opción muy atractiva.

La llegada de los láseres a la urología buscaban conseguir resecar más tejido a través de la uretra, con menos complicaciones para el paciente.

LASER VERDE

El laser verde ha demostrado ser efectivo para próstatas de no muy grande tamaño.

LASER DE HOLMIUN

Sin embargo el laser de holmium sí ha demostrado conseguir ser tan efectivo como la cirugía abierta, pero sin incisión, para todos los volúmenes de adenoma prostático. Esto se traduce en:

  • no incisiones
  • no sangrado
  • menor tasa de transfusión
  • 24 horas de sonda vesical
  • menor tiempo de ingreso
  • menor tiempo hasta reinserción en mi vida habitual

Todo esto con el mismo resultado funcional que la cirugía abierta.
Por todo ello hoy las Guías Europeas de Urología reconocen la enucleación con laser Holmium como el mejor tratamiento para la hiperplasia benigna de próstata.

CIRUGÍA HIPERPLASIA BENIGNA DE PRÓSTATA, ENUCLEACIÓN MEDIANTE LASER DE HOLMIUM

La enucleación con láser de Holmium se está realizando desde 1997. Es un procedimiento que ha demostrado ser seguro, efectivo y válido a lo largo de 30 años.

Hoy en día las Guías de buena práctica clínica lo describen como “la mejor técnica” y “técnica de elección” para el tratamiento de la hiperplasia benigna de próstata. Estas mismas guías aceptan la fulguración con el láser verde únicamente en próstatas de no gran tamaño.

Recomendamos la cirugía con laser de holmium a todos nuestros pacientes pues es óptima para todos. No importa tamaño prostático, es muy segura en personas tomando antiagregantes y anticoagulantes, si encontramos litiasis vesicales las podemos tratar concomitantemente. Además de ser la técnica que más desobstruye, aporta los mejores resultados funcionales con las mínimas complicaciones. Nuestro grupo es líder en este tipo de intervenciones con más de 10 años de experiencia y 1500 casos intervenidos.

ESPECIALIDADES MÉDICAS UROLÓGICAS

Cáncer de Próstata

El cáncer de próstata es muy frecuente, afecta al 25% de hombres a partir de 50 años y al 80% de los mayores de 90…

Peyronie
Cirugía de Peyronie

Se desconoce la causa de la enfermedad de Peyronie. Afecta al 5% de los hombres de más de 50 años…

Prótesis de pene

El equipo del Dr Romero-Otero está considerado como uno de los de mayor experiencia a nivel nacional…

Disfunción Eréctil

Más de la mitad de los varones mayores de 50 años padecen algún grado de disfunción eréctil…

Infertilidad masculina

Cerca del 15% de las parejas no pueden lograr un embarazo después de un año de relaciones sexuales…

Incontinencia urinaria

La incidencia de la incontinencia urinaria entre hombres es mucho más común de lo que se piensa…

Estenosis de uretra

Hablamos de estenosis de uretra cuando se produce un estrechamiento anormal de la uretra…

Vasectomía

La vasectomía es un método anticonceptivo para el varón. Consiste en una intervención quirúrgica menor ambulatoria en la cual se secciona el conducto deferente de cada testículo…