Blog

Terapias con Testosterona para disminuir riesgos cardiacos

Terapia con Testosterona. Disminución de riesgo cardiovascular

Según últimos estudios la aplicación de una terapia con testosterona podría disminuir los riesgos cardiovasculares.
Los estudios fueron realizados por investigadores del Intermountain Medical Center Heart Institute de Salt Lake City sobre terapias con testosterona.
Sus pruebas e investigaciones basadas en la observación,  concluyeron que, en algunos hombres de edad avanzada con indicadores bajos en esta hormona con enfermedades coronarias corrían mayores riesgos.
El 80% de pacientes hombres que no tuvo ese tratamiento hormonal presentaba  mayores tasas de riesgo a la hora de poder sufrir una infarto, una angina de pecho u otras afecciones de tipo cornario y vascular.
El estudio fue presentado el pasado mes de abril en la conferencia anual del American College of Cardiology.
Según los datos numéricos se examinaron a 755 hombres con edades comprendidas entre 58 y 78 años que padecían reconocidas enfermedades coronarias y se repartieron en tres grupos tratados con diferentes dosis.
En primer lugar y según el estudio, pasado el año sesenta y cuatro pacientes que no tomaron testosterona tuvieron un incidente cardiovascular grave, frente solo a 12 de los que estuvieron tratados con una dosis moderada y nueve a los que se les administró una dosis más fuerte.
Además, pasados algunos años, las proporciones fueron bastante similares luego de tres años (125, 38 y 22 respectivamente).

Algunas Conclusiones

“se puede demostrar que una terapia para alcanzar  tasas normales de testosterona en hombres que tienen una deficiencia de esta hormona no aumenta su riesgo de ataques cardíacos o cerebrales”.
Palabras de Brent Muhlestein, codirector del centro de investigación cardiovascular del Intermountain Medical Center Heart Institute.
El doctor Brent es al mismo tiempo el máximo responsable del estudio con esta investigación.
Recordemos que el estudio,  es solo de carácter de observación,  y que necesitamos investigaciones más profundas y clínicamente más detalladas.
Tras este análisis podremos recomendar estas terapias de manera más general.
Esperar conclusiones científicamente demostradas y agradecemos a la comunidad científica todos los estudios.
A todas luces , abren nuevos  caminos en la búsqueda de soluciones para enfermedades de carácter coronario y vascular.
Igualmente, enfermedades, que por otro lado, afectan a un elevadísimo porcentaje de la población.
Otros artículos relacionados que pueden interesarte en nuestro blog

Blog del Dr. Romero Otero