Blog

Operación de fimosis, cómo y cuándo

circuncisión fimosis
¿Circuncisión o fimosis en qué momento?

fimosis que es

La circuncisión o fimosis es la presencia de un prepucio que hace que el glande no pueda salir a la superficie. Es decir, diremos que un varón tiene fimosis cuando la piel que está rodeando al glande se estrecha y no se puede deslizar hacia abajo con lo que el glande no llega a aparecer porque se produce un anillo. La operación de fimosis o circuncisión, es una cirugía mediante la cual se corta y retira parte del prepucio del pene.

operacion de fimosis niños y adultos

Pese a que la que el grueso de la población tiene la convicción de que la circuncisión es una operación que sólo se realiza cuando somos niños, lo cierto es que gran parte de los pacientes se opera de fimosis en edades más adultas.

fimosis consecuencias

La razón, es que pasados los años esta piel del prepucio va teniendo cada vez menos elasticidad como consecuencia del envejecimiento natural de la piel o como resultado de procesos infecciosos e inflamatorios que hacen que esta piel pierda su capacidad de dejarse distender.
Es entonces cuando no es posible dejar salir el glande de modo que se forma un anillo que con el tiempo es necesario quitar para poder bajar esa piel y volver a tener una relación sexual satisfactoria.

Fimosis a partir de los 50 años

En concreto, la gran mayoría de los pacientes que se someten a esta operación de fimosis tienen a partir de 50 años y, sobre todo, la circuncisión se realiza en hombres que superan los 70 años.
Esto es porque en su caso los problemas de piel son verdaderamente graves, con muestras de un envejecimiento acusado y una piel enferma por los efectos de las infecciones e inflamaciones que hayan podido surgir a lo largo de la vida. Una técnica para cada tipo de paciente.

fimosis tipos

Existen multitud de técnicas para realizar la circuncisión. Desde la simple circuncisión con anestesia local hasta la aplicación de técnicas con anillos. En el primer caso, el de la circuncisión tradicional, consiste en cortar esa piel redundante y poder hacer una anastomosis con puntos sueltos.
En cuanto a las técnicas con anillos; son opciones novedosas, menos invasivas y que buscan conseguir en menos tiempo, de forma menos agresiva y con menor dolor una más rápida recuperación del paciente. Además, con ellas, es posible conseguir que el paciente pueda tener relaciones sexuales normales y reincorporarse a su vida habitual en un menor periodo de tiempo.
Antes de desarrollar cada una de estas técnicas para tratar la fimosis, es necesario hacer una exploración física previa que permita determinar qué pacientes son buenos candidatos para cada tipo de tratamiento.

 

No se encuentran artículos

Blog del Dr. Romero Otero