Blog

XIAPEX o XIAFLEX, cada vez más seguidores

Xiapex

XIAPEX o XIAFLEX gana más adeptos

XIAPEX o XIAFLEX. La inyección para el tratamiento de la desviación de pene o pene torcido. Tiene cada vez gana más adeptos.

Enfermedad de Peyronie

Ya hemos comentado numerosas veces que la desviación de pene, o pene torcido conocido científicamente como Enfermedad de Peyronie consiste en una fibrosis de una de las capas del pene: albugínea peneana. Por este motivo, aparecen acortamiento y desviación de pene que puede asociar o no dolor. Muchas veces, también se asocia con dolencias de  disfunción eréctil o falta de erección o rigidez de pene ante el estímulo sexual, lo que hace prácticamente imposible poder mantener relaciones sexuales.
Hasta hace un año, aproximadamente, no existía ningún tratamiento médico aprobado para ella. La dolencia se convertía en un reto complejo de afrontar, tanto para pacientes, como para especialistas.
Pero ahora, y como los avances médicos va a un ritmo vertiginoso, contamos con una fórmula basada en la aplicación de inyecciones en el pene de colagenasa procedente del clostridiumhystoliticum. Conocido comercialmente como XIAPEX o XIAFLEX y con el que estamos trabajando con altas cotas de éxito.

Algunos datos y resultados

En cuanto a los resultados prácticos y medibles tenemos nuevas evidencias científicas que avalan este tratamiento en términos de seguridad y eficacia.
En un estudio publicado recientemente en Journal of Sexual Medicine se afirma que: en general, el 85,8% de los 1 044 pacientes agrupados refirió, al menos, un efecto adverso (EA) relacionado con el tratamiento.
Los EA relacionados con el tratamiento (≥25.0% de los pacientes) incluyeron hematoma peneano (82,7%), dolor en el pene e inflamación del pene.
La mayoría de los pacientes (75,2%) tenían EA relacionados con el tratamiento de severidad leve a moderada, y el 14,2% no tenía EA relacionados con el tratamiento.
Nueve pacientes (0,9%) presentaron reacciones adversas graves relacionadas con el tratamiento: cinco con hematoma del pene y cuatro con rotura corporal.
No hubo asociación entre EA y anti-AUX-I o los niveles de anticuerpos anti-AUX-II a lo largo de los ciclos de tratamiento, y no se produjeron reacciones de hipersensibilidad sistémicas.
Ante estos datos, debemos concluir que no todos nuestros pacientes son buenos candidatos para este tipo de tratamientos conservadores y han de recurrir a cirugía. Pero si que son soluciones que están ayudando ya a una gran mayoría de ellos.
Los urólogos que empleamos este tipo de terapias estamos contentos con los resultados. Aunque debemos de advertir de que pueden ocurrir efectos adversos.
Por tanto: No olvide que debe estar siempre en manos de expertos profesionales que sepan solucionar las posibles complicaciones para su satisfacción y su seguridad como paciente.
Consulte siempre con especialistas.
 
Otras entradas que te pueden interesar

No se encuentran artículos

Blog del Dr. Romero Otero