Bienvenidos al web del Dr. Javier Romero-Otero

Salud prostática pautas domésticas

Salud prostática pautas domésticas

salud prostática
Para la salud de nuestra próstata el ejercicio moderado, la buena alimentación y las revisiones en su tiempo y medida aseguran menos riesgos.

Salud prostática en el varón es sinónimo de evitar posibles complicaciones y en ocasiones la prevención evita males mayores.Caminar, un trote lento y pausado, realizar los ejercicios de kegel que estimulan y drenan un exceso de secreciones nocivas, evitar montar a caballo o la bicicleta cuya presión nos incomodará y otras pequeñas pautas pueden ayudarnos a que nuestras saludo urológica y del resto del cuerpo sea mejor.

Síntomas de alarma

Como hemos comentado en otras ocasiones, la difunción eréctil puede ser síntoma de otras muchas complicaciones. Se le atribuía de manera prioritaria un origen psicógeno pero toda nuestra experiencia nos inclina a confirmar que estas causas actúan mínimamente.

La mayoría de los casos suelen incluir factores y origen de tipo orgánico y claramente la disfunción eréctil es una alarma de que algo no funciona correctamente. Hay pues que consultar y realizar las pruebas necesarias que nos indique nuestro urólogo.

Pueden ocultarse complicaciones de diabetes, hipertensión, anomalías prostáticas y otras enfermedades que deterioran el riego sanguineo y nuestras arterias provocando situaciones delicadas.

Esta insuficiencia empieza a manifestarse como disfunción eréctil y acabamos con un ataque al corazón, un infarto agudo de miocardio. En más de una ocasión en este blog nos hemos referido a estudios que indican que la disfunción eréctil puede ser  el aviso de un posible infarto en el plazo de unos tres años.

Ante esta señal de alarma vayamos al médico pues nos ayudarán a detectar posibles factores de riesgos y podrán aplicar tratamientos personalizadospara cada caso.

Estar en forma ayuda

Por otro lado, queremos como comentamos al inicio de este artículo recordar a todos que el ejercicio y el manteniento de una buena forma física y mental, como en todo, ayuda a evitar ciertas dolencias que pueden ir a más, en el caso de la salud prostática además de visitar al médico urólogo a partir de los 50 con cierta frecuencia, recordamos que una alimentación regulada también nos yuda a mantener a raya certas dolencias.

En relación a nuestra salud prostática, por ejemplo,  la vitamina D nos ayuda , pues evita el crecimiento de células cancerígenas de prósta. La encuentras, al ser hiposoluble, en alimentos como la yema de huvo, sardinas y otros pescados azules, queso o productos lácteos, etc. Este tipo de alimentos nos aseguran en nuestra alimentación diaria un buen aporte de la vitamina D y de paso, fijamos calcio en los huesos y prevenimos la diabetes y  el cáncer de mama entre otras. El sol está lleno de vitamina D.

Segun nutricionistas a la vitamina D y estos alimentos citados se une la fruta de la granada que ayuda a mantener la salud de la próstata por su poder antiinflamatorio.

Infecciones urinarias y testosterona

Las intervenciones de prostata muy infrecuentemente acarrean cuadros de infecciones de orina, pensemos que se realizan cientos de biópsias al día y la profilaxis antibiótica es de riguroso seguimiento y generalmente no sucede nada  fuera de lo normal en las intervenciones.

Es recomnedable medir los niveles de terstosterona a través de un análisis de sangre que mida la testosterona total y si está alterada se mide la libre y de esta forma se puede pasar a un tratamiento sustitutivo según los niveles.

Actualmente se estudia la comprobación de si la edad hace disminuir los niveles de testosterona en lo que se llamaría andropausia como la menopausia en la mujer  y si habría que tratarla y cómo.

Lo que sí sabemos es que engordar y no llevar una vida sana hace que la testosterona en la grasas se convierta en estrógenos y eso empeore nuestra calidad de vida y adoptemos ese aspecto ginecoide con mamas grandes , poco pelo, etc.

El hombre a partir de los 50 genera menos testosterona y con un ejercicio físico de resistencia y pesas adecuado a nuestras circunstancias vamos a conseguir una mayor segregación de esta hormona y menos estrógenos.

Actividad sexual

Además segragaremos más endorfinas que nos ayuda a mejorar nuestra autoestima y conseguir una mejor calidad de vida lucharemos contra el estrés que también  influye y mucho en el sistema hormonal.

Queremos , finalmente, recordaros que las dolencias de próstata no tienen nada que ver con una posible hiperactividad sexual. La patología prostática, a parte de la consecuencia de la edad, se comprueba con otros medidores como los niveles de testosterona, ambas condicionantes hacen que la glándula vaya aumentando de tamaño y eso puede traer como consecuencia patologías secundarias pero no hay relación entre la actividad sexual y la salud de la próstata.

Y si tienes más dudas o quieres consultarnos tu caso por favor Contacta con nosotros.

Los comentarios están cerrados