Blog

El láser de Holmium, la terapia más efectiva para la hiperplasia benigna de próstata

Láser de Holmium
Láser de Holmium ante cualquier tamaño de adenoma

El láser de Holmium se considera ya la terapia más efectiva para abordar la hiperplasia benigna de próstata y es que los especialistas coinciden: se consiguen mejores resultados y tiene más ventajas para el paciente.
Ante cualquier tamaño de adenoma
La hiperplasia de próstata es el crecimiento benigno de la glándula prostática. Se trata de una patología muy frecuente que provoca síntomas urinarios y alteraciones en el aparato génito-urinario. En casos moderados, puede seguirse un tratamiento con fármacos; sin embargo, en casos más graves, el tratamiento quirúrgico resulta la mejor solución.
Cuando el adenoma era mayor de 60 centímetros cúbicos se solía utilizar cirugía abierta, pues no se puede extraer todo el tejido a través de la uretra. Sin embargo, con la irrupción del láser de Holmium se ha logrado igualar la efectividad de la cirugía abierta en el tratamiento de todos volúmenes de adenoma prostático con el valor añadido de que se realiza sin necesidad de hacer cortes o incisiones. De esta manera, se obtiene el mismo resultado que con la cirugía tradicional pero con menores tasas de transfusión, un menor tiempo de ingreso y portando la sonda vesical sólo durante 24 horas.

Enucleación Prostática

Además el procedimiento de enucleación de la próstata con el Láser de Holmium es sencillo, requiere únicamente anestesia epidural y su carácter menos invasivo implica que los pacientes con hiperplasia benigna de próstata desarrollen menos efectos secundarios.
Los pacientes con esta patología generalmente presentan un chorro de orina flojo, dificultad para la micción, necesidad de orinar de noche, gran frecuencia miccional diurna, y urgencia por ir a orinar. Además la hiperplasia de próstata puede acabar provocando complicaciones como sangrado, infección, formación de piedras en la vejiga, deterioro de la función renal o incluso imposibilidad para miccionar, lo que hará necesario recurrir a una sonda vesical.
Menos dolor y síntomas
En esta línea y, según una investigación publicada en la revista PLoS One, el uso de láser de Holmium produce, por un lado, menores tasas de dolor en la zona genitourinaria y por otro, reduce los mencionados síntomas del bajo tracto urinario (incontinencia, urgencia miccional, enuresis nocturna). Toda una ventaja si se compara con otros procedimientos quirúrgicos utilizados en el tratamiento de la hiperplasia benigna de próstata.
Ventajas en la esfera sexual
Además, el láser de Holmium reduce las posibilidades de un hipotético deterioro de la función sexual. Esta circunstancia puede darse en pacientes que se han sometido a una intervención para solucionar su hiperplasia benigna de próstata. Los efectos secundarios en su vida sexual es uno de los aspectos que más preocupan a los pacientes tras la cirugía por ello, es importante destacar la enucleación de la próstata con láser de Holmium no afecta la función sexual ni tampoco a la capacidad de tener una erección. De hecho la gran mayoría de pacientes relata como su satisfacción sexual ha ido aumentanto a medida quedesaparecen los síntomas de la enfermedad.

Blog del Dr. Romero Otero