Blog

Día Europeo de la Salud Prostática

Hoy es el día de la salud prostatica. Y nos sumamos a él. La prostata puede producir problemas en el hombre por hiperplasia, agrandamiento benigno, o por Cáncer.

Durante toda esta semana hemos aprovechado el tirón mediático del Día de la Salud Prostática, un evento, como otros muchos relacionados con la medicina que alentamos y que sirven para concienciar a centenares de personas que sufren este tipo de patologías.
Queremos con este conjunto de artículos subrayar la importancia de acudir de manera frecuente a su urólogo de referencia que ayude a prevenir y detectar a tiempo algunos de los problemas de próstata más comunes, como son la hiperplasia benigna, la prostatitis y el cáncer de próstata.

El objetivo: Dertección Precoz

El objetivo claro de estas campañas es que los hombres en la franja de edad más propensa a estas dolencia entre los 45 y 60 años tome conciencia de la importancia de detectar precozmente cualquier irregularidad.
Cada año pasan por los hospitales españoles y de todo el mundo centenares de pacientes aqujados de patologías prostáticas. Muchos precisan finalmente de soluciones quirúrgicas si se detectan tumores malignos  y otros muchos deben atender medidas que minimicen y controlen situaciones concretas que provocan el aumento de tamaño de esta gllándula y es el caso de la hiperplasia benigna de próstata (HPB).
Este segundo caso más extendido y que presenta síntomas como la disminución de la fuerza del chorro, esfuerzos en el momento de realizar la micción  o en su caso que se realice de maner intermintente, goteo postmiccional, sensación de vaciado incompleto urgencia al orinar y algunos otros deben ser también analizados con premura para evitar situaciones más gravosas.
Es en este concepto en el que se mueve el Día de la Salud Prostática, la prevención precoz y la atención por parte de su urólogo desde los primeros síntomas.
Recordamos que  tanto las guías europeas de urología como las americanas recomiendan comenzar a hacerse revisiones a partir de los 45-50 años. Antes si se tienen antecedentes familiares. No lo dude y acuda a un Urologo. Más vale prevenir que curar.
Si quiere puede concertar cita directamente contactando con nosotros.

Dr. Romero`s Blog