Blog

Recomendaciones en Urología durante la pandemia por Covid-19

recomendaciones-urológicas-durante-covid19

La revista Archivos Españoles de Urología ha publicado recientemente un monográfico sobre la desescalada en Urología con recomendaciones de actuación durante la pandemia por Covid-19. En él hemos participado más de 160 expertos y líderes en Urología a nivel nacional, diseñando nuevas estrategias para el manejo de las patologías urológicas en tiempos de Covid-19.

 

Recomendaciones para el manejo de la Hiperplasia Benigna de Próstata

La práctica en el diagnóstico y tratamiento de enfermedades como la hiperplasia benigna de próstata (HBP) ha sido revisada y adecuada a la era Covid-19. Para ello, expertos en esta patología hemos realizado una serie de recomendaciones con el fin de evitar consultas innecesarias, optimizar el seguimiento de pacientes e identificar los procedimientos que se puedan aplazar.

El uso de la teleconsulta y la realización de protocolos conjuntos con Atención Primaria nos ayudan a minimizar las visitas y las derivaciones, priorizando únicamente aquellas de pacientes con complicaciones.

En cuanto al tratamiento quirúrgico de HBP, se recomienda la realización de la prueba PCR para Covid-19 al paciente 24-72 horas antes de la intervención y posponerla en caso de obtener un PCR positivo. En aquellos casos en los que la cirugía sea preferente, ha de emplearse siempre, pero en tiempos de Covid-19 más que nunca, una técnica mínimamente invasiva, rápida, segura y eficaz como la enucleación con láser de Holmium.

 

Recomendaciones para la práctica de la Andrología

Los procedimientos diagnósticos y terapéuticos de la Andrología también han sido objeto de revisión durante la pandemia. En este caso, los expertos hemos definido unas pautas de actuación, fomentado el uso de la telemedicina y la cirugía ambulatoria.

La disfunción eréctil, pese a ser una patología prevalente y con gran impacto en la calidad de vida, no tiene un pronóstico vital grave. Esto nos permite hacer una valoración inicial telemáticamente y un seguimiento del paciente a distancia, reservando la visita presencial para pruebas diagnósticas y tratamientos quirúrgicos.

En la enfermedad de Peyronie, el diagnóstico suele ser evidente y puede realizarse mediante la consulta telefónica, siempre y cuando el paciente aporte información detallada. A través de la consulta por teléfono o vídeo llamada, se puede ofrecer el tratamiento oral que se considere conveniente y realizar el seguimiento periódico. En cuanto a las terapias invasivas o mínimamente invasivas para tratar la enfermedad en fase crónica, pueden realizarse siguiendo un protocolo de cirugía mayor ambulatoria.

Por su parte, las cirugías de implante de prótesis de pene, en tiempos de pandemia, sólo podrían realizarse en situación de normalidad. Mientras que el manejo del cáncer de pene debe considerarse una prioridad alta y ser breves en su diagnóstico y tratamiento, incluso si ocurre en fases severas de la pandemia.

Blog del Dr. Romero Otero