Blog

Próstata inflamada: Qué es y por qué sucede

La Inflamación prostática afecta a más del 50% de los varones de 50 años

Hoy en día, la inflamación de la próstata es una patología relativamente frecuente que afecta a más del 50% de los varones de 50 años, una prevalencia que incrementa exponencialmente con la edad. Para entender por qué ocurre hay que tener en cuenta que, con el tiempo, la acción de la testosterona sobre la glándula prostática acaba provocando un agrandamiento de la próstata por un crecimiento benigno de sus glándulas.
Este agrandamiento suele relacionarse con una obstrucción al tracto de salida de la orina. De modo que da lugar a un chorro flojo y entrecortado, además de que aparecerá dificultad para iniciar la micción. Como consecuencia, la vejiga se ve obligada a vaciarse con presión alta y esto acaba produciendo una disfunción vesical.
Revisar y prevenir
Los hombres deben coger el hábito de acudir al urólogo con más frecuencia para detectar todo tipo de patologías y problemas de salud. Sin embargo, cuando hablamos de la próstata, la vigilancia debe ser casi obligatoria. De hecho, desde los 45 años se recomienda someterse, al menos, a una revisión prostática por un especialista para poder ir evaluando este agrandamiento y realizar una detección precoz de cáncer de próstata
Este proceso, el de la revisión de la próstata, es muy sencillo y se basa en realizar un análisas de sangre y de orina, una ecografía de aparato urinario y una flujometría.
En el caso de que se haya confirmado el agrandamiento de la próstata su especialista le recomendará el tratamiento más adecuado. Inicialmente, éste es únicamente médico. Aunque si no se logran minimizar los efectos y continúan los síntomas, entonces se deberá recurrir a la cirugía.

Diferentes Alternativas

La cirugía tradicionalmente se realizaba si el volumen prostático era inferior a 60-70cc mediante resección transuretral de próstata, y si era superior a este tamaño mediante cirugía abierta. Yo hoy día creo que se debería realizar una enucleación del adenoma a través de la uretra mediante laser de holmium. Estoy convencido de que en un futuro próximo toda la cirugía de esta patología se realizará siguiendo este abordaje. Parece estar muy claro que se obtienen los mismos resultados funcionales que con la cirugía abierta pero minimizando las complicaciones.
Próstata y salud sexual
La inflamación de la próstata no tiene efectos sobre la erección por si misma. Su tratamiento, en cambio, si puede llegar a provocar disfunción eréctil. Es decir tanto el tratamiento para la hiperplasia de próstata como para el cáncer de próstata pueden alterar no sólo la función eréctil, sino también la eyaculación llegando incluso a provocar que no se produzca la emisión de semen durante el orgasmo.
Del mismo modo también se puede ver afectado el deseo sexual, con un descenso del mismo.

Blog del Dr. Romero Otero