Blog

La enfermedad de Peyronie o curvatura del pene

Curvatura del pene
Curvatura del pene o Enfermedad de Peyronie hasta el 10 por ciento de los varones la sufre

Entre el 5 y el 10 por ciento de los varones sufre la enfermedad de Peyronie. Es, por tanto, una patología con relativa incidencia entre los hombres que aparece con más frecuencia de lo que se piensa. Se trata de un trastorno que consisite en la formación de un tejido fibroso en el pene que provoca una disminución de su tamaño y la desviación del mismo.
Actualmente no está muy definido el origen de esta patología. Es decir, por lo general, las causas concretas que provocan la enfermedad de Peyronie se desconocen, aunque en ocasiones se han descrito traumatismos o golpes que han podido desarrollar la enfermedad. Y este este tipo de circunstancias provocan un disbalance en la formación de colágeno en el pene dando lugar a la enfermedad de Peyronie.
Es importante distinguir si un hombre sufre un grado de cuvartura de su pene considerado como “normal” o, si por el contrario, tiene un principio de Peyronie. Para ello, usted deberá tener en cuenta que la curvatura normal se tiene toda la vida y no tiene asociados otros problemas como fibrosis o nódulos en el pene. Además, la particularidad de la enfermedad de Peyronie es que suele provocar dolor durante la erección.
Cirugía
La principal recomendación de todas las guías de buena práctica clínica es tratar la enfermedad de Peyronie mediante la cirugía. En los últimos años, además, ha entrado en escena un nuevo tratamiento basado en el uso de inyecciones de clostridium histoliticum en la placa fibrosa. La toxina de este material permite deshacer la placa y así se logra eliminar tanto la curvatura como la fibrosis.

Inyecciones

Estas inyecciones permiten superar los resultados de las inyecciones clásicas de corticoides y verapamilo que sólo funcionaban en pacientes de enfermedad de Peyronie muy seleccionados. En cambio, las inyecciones de clostridium histoliticum consiguen resultados de éxito en la gran mayoría de los casos.
Ahora bien el tamaño del pene y la función eréctil del mismo se pueden ver muy mermadas, por eso es esencial ser operados por cirujanos con una gran experiencia.
Existen casos de pacientes que optan por no someterse a esta intervención quirúrgica para corregir la enfermedad de Peyronie. En estos casos, lo que ocurrirà es que el pene se quedará fibroso, pequeño y poco distensible, de modo que finalmente dejará de ser funcional para mantener relaciones sexuales. Esto perjudica la calidad de vida del paciente. Sin embargo, la falta de tratamiento del Peyronie no se asocia como responsable de ningún tipo de cáncer.
Después del tratamiento
La cirugía para la enfermedad de Peyronie tiene pocas secuelas y efectos secundarios. De hecho los pacientes toleran bien la intervención y el postoperatorio. Es importante destacar que para conseguir una óptima recuperación, es necesario que el hombre se involucre al máximo en el proceso de recuperación y rehabilitación. Ésta se hará mdiante la aplicaicón de tratamientos médicos, bombas de vacío y extensores.
Otras recomendaciones son esperar entre 4 y 6 semanas para retomar la actividad sexual cuando se trata de la cirugía y unas dos semanas en el caso de las inyecciones

Blog del Dr. Romero Otero