Blog

Hidratación y dieta mediterránea para prevenir litiasis

La hidratación y dieta mediterránea equlibrada previene la litiasis.

Hidratación y dieta mediterránea, la hidratación en verano puede ser un buen aliado para cuidar que no aparezcan problemas urológicos y especialmente el tan temido cálculo renal.
Llegada esta estación la frecuencia de la ingesta líquida es mayor y la alimentación se centra más en alimentos y comidas ligeras. Estas ayudan a tener una mejor digestión y una hidratación más completa. Esto es bueno no sólo para prevenir posibles dolencias renales. Además son eficaces para otras muchas dolencias sean crónicas o puntuales.

Estudios y estadisticas

Según las últimas estadísticas consultadas se estima que algo más de un 6% de la población  adulta desarrollará a lo largo de su vida cálculos renales con las dolorosas consecuencias que ya algunos conocemos por nuestra profesión o por dolencia propia. Estos mismos estudios comentan que antes de los 50 años pueden aparecer ya los primeros episodios, cosas de los “cuarentones” que como en otras líneas de la vida también en su conformación urológica pueden comenzar con ciertos padecimientos propios de la edad adulta , tanto en mujer como varones.
A partir de los 50 años  los porcentajes aumentan de manera considerable. Se acentúan si hay herencia familiar de estos casos. Este datos seguro que lo conoceremos porque un cólico nefrítico no pasa desapercibido por nadie que esté cerca del paciente. Ésta es la forma más general de detectarlos y se confirma con posteriores pruebas de imagen: ecografías. TAC que ofrecen al profesional datos claros anatómicos e identifican el formato del cálculo para poder adoptar una actitud de tratamientos más ajustada a cada caso.

Consejos Prácticos

¡No todos los cálculos son iguales , ni se padecen de la misma manera , ni durante el mismo tiempo!
Y conectando con el principio del post queremos insistir en promulgar unos buenos hábitos alimenticios. Nos ayudarán a prevenirlos y evitarlos para disfrutar de un verano sano y en plena forma.
No abusar de productos con calcio. Ni de harinas refinadas. O la sal. Mantener una ingesta líquida frecuente unido a un moderado ejercicio físico. Esto nos eliminará de la zona de riesgo.
En los casos en que tengamos que recurrir a tratamientos profesionalizados, el uso del láser sigue siendo de las mejores opciones. La solución para deshacer el cálculo que podrá ser explusado con más facilidad aunque siempre con el dolor que suele producir es el láser.
Otras opciones pasan por la cirugía endoscópica con demostrada eficacia en el tratamiento de este problema y otros muchos y que es menos invasiva y no suele presentar complicaciones.
Y ahora desearte un estupendo verano. Una alimentación controlada, evitando excesos y una bebida refrescante con buena compañía. Hidratación y dieta mediterránea la mejor solución.

Blog del Dr. Romero Otero