Bienvenidos al web del Dr. Javier Romero-Otero

¿Existe el equivalente masculino a la menopausia?

¿Existe el equivalente masculino a la menopausia?

El pasado sábado 18 de octubre fue el Día Mundial de la Menopausia. Quisiéramos extender nuestros respetos a las mujeres que entran en el periodo del climaterio, tiempo circundante al último periodo menstrual o menopausia. Dicho periodo se caracteriza por cambios en el estado de ánimo, sofocos y alteraciones en el metabolismo del calcio debido a la cese de la función hormonal de los ovarios. Los hombres, como parejas, vivimos estos cambios muy de cerca. Pero debemos preguntarnos si de verdad las comprendemos, si, como hombres, nos enfrentamos a un cambio similar en nuestros cuerpos. ¿Existe una menopausia masculina?

La testosterona es la hormona masculina responsable de los caracteres sexuales secundarios de los varones. Es producida principalmente en los testículos, mientras que una mínima parte se produce en las glándulas suprarrenales.  El déficit de esta hormona puede ocurrir desde la infancia hasta la vejez por motivos distintos.

En el adulto mayor, el Síndrome Déficit de Testosterona conocido coloquialmente como “andropausia” está asociado a síntomas sexuales, como la disfunción eréctil, y a otros síntomas vegetativos como la pérdida de energía y masa muscular, así como trastornos psicológicos como depresión y cambios en el estado de ánimo. La testosterona también juega un papel importante en el metabolismo mineral óseo, aumentando el riesgo de osteoporosis. Más aún, el déficit de testosterona puede exacerbar comorbilidades con potenciales riesgos cardiovasculares de peor pronóstico (diabetes, hipertensión, obesidad, dislipidemias,…). Por este motivo, ha sido relacionado con una disminución en la supervivencia de los pacientes que padecen este déficit.

Se trata de un síndrome que afecta generalmente a varones mayores de 50 años de edad. Se detecta, en su mayoría, cuando acuden a la visita con el urólogo por trastornos sexuales, generalmente disfunción eréctil. El diagnóstico se realiza con una valoración clínica, uso de cuestionarios y al menos dos valoraciones analíticas de testosterona en sangre.

Tal como en el caso de las mujeres, el tratamiento consisten en un reemplazo hormonal. A diferencia de las pastillas de estrógenos en las mujeres, el reemplazo de testosterona se realizar por vía intramuscular actualmente cada 2-4 semanas, o diario a través de un gel cutáneo. Ambas vías son tratamientos eficaces y deben ser supervisadas por un urólogo.

Es necesario que los hombres estemos cada vez más familiarizados con este síndrome, ya que su prevención y tratamiento puede mejorar nuestra calidad de vida y la de la gente que nos rodea.

 

Los comentarios están cerrados