Blog

¿Baja testosterona? Ojo!

¿Baja testosterona? El bajo nivel de testosterona es un factor común en diferentes patologías. Cuidado con las soluciones fáciles.

Nos hacemos eco de una noticia publicada hace unos días, con el comienzo del año, en el diario El Confidencial y que hablaba sobre Clínicas de Testosterona que, hace ya algún tiempo, se pusieron de moda en países copmo Australia o Estados Unidos buscando, en la mayoría de los casos un eterno “macho alfa” sobre el que se aplican terapias hormonales para frenar el déficit de testosterona a veces sin necesidad alguna.
Queremos comentar, en relación a este tema, que la testosterona no se reduce al entorno del concepto macho, siempre alerta, dispuesto a todo siempre y en cada momento y envuelto en una eterna y febril actividad.
Muy al contrario, a nivel científico, lo que sí que está demostrado es que, a partir de ciertas edades, su falta o bajada de nivel puede ser índicador de enfermedades como la hiperplasia benigna de próstata, los síntomas del tracto urinario inferior o  la disfunción eréctil. y que requieren, en cada caso un tratamiento en términos de calidad de la micción, la función sexual y el hipogonadismo por ejemplo y todo ello bajo la vigilancia del especialista.

Testosterona: Tratamientos y administración

Los tratamientos deben ser personalizados y atendidos en función del paciente y, desde luego, no todo se arregla con un “chute de testosterona”, si bien es cierto que su administración controlada  puede ser útil para determinados tratamientos aunque es un tema aún bastante controvertido y con falta de literatura científica demostrada.
Como comento en el artículo de El Confidencial “llegan muchos pacientes derivados de terapias innecesarias de clínicas privadas. Muchas de estas pequeñas clínicas están haciendo un mal uso de la testosterona. No podemos olvidar que es una sustancia dopante, que cuando te la administran te sientes muy bien, aunque no la tengas baja. Están creando testosteradictos”.
A largo plazo, su uso continuado puede producir infertilidad, disfunción eréctil y problemas cardiovasculares derivados del aumento descontrolado del hematocrito.
La comunidad médica y La FDA (Food and Drug Administration: Agencia de Alimentos y Medicamentos o Agencia de Drogas y Alimentos ) alertan constantemente contra el uso indiscriminado y en muchos casos innecesarios de estas prácticas que, como decimos, se están introduciendo y alcanzando cierta capilaridad en nuestro país a través de este tipo de clínicas.
Nuestra recomendación como siempre, es visitar al especialista urólogo y explicar los síntomas o en su caso la necesidad de someterse a este tipo de administraciones, en muchos casos incontrolados de testosterona, realizar las pruebas necesarias y tomar decisiones con fundamentos clínicos.
Puedes ver el artículo comleto en este enlace Llegan a España las clínicas de baja testosterona: el remedio puede ser peor
Para más consultas por favor contacta con nosotros en nuestro formulario o llamándonos por teléfono.

Blog del Dr. Romero Otero