Blog

Autoexploración testicular: cómo, cuándo y por qué hay que hacerla

autoexploración testicular

Hablamos para CuídatePlus sobre la autoexploración testicular y su importancia en la detección precoz del cáncer de testículo. Este tipo de tumor es el más frecuente en el varón joven, afectando principalmente a hombres de entre 20 y 34 años. Detectarlo de forma precoz es fundamental para poder iniciar un tratamiento en estadio temprano que favorezca su pronóstico.

La presentación habitual del cáncer de testiculo es una masa indolora. Ésta se detecta de forma fortuita con la autoexploración testicular, en una revisión médica durante una exploración genital o como un hallazgo ecográfico incidental.

Es por ello que se recomienda la autoexploración escrotal a partir de la pubertad como precaución para favorecer la detección temprana, especialmente en aquellos pacientes que tengan factores de riesgo para el desarrollo de cáncer testicular, como un testículo que no ha descendido (criptorquidia), tumor previo de las células germinales en un testículo o antecedentes familiares.

Síntomas de sospecha de cáncer testicular

En ocasiones, los síntomas del cáncer testicular pueden incluir una sensación de pesadez o molestia en el escroto, e incluso en la parte baja del abdomen. Por lo general, no se acompaña de dolor, sobre todo en los casos que se detectan de forma más temprana.

Algunos tumores de testículo poco frecuentes pueden producir hormonas que provoquen un cierto incremento del tamaño de las mamas en el varón (ginecomastia), con aumento de sensibilidad en las mismas y en ocasiones pérdida del deseo sexual.

Autoexploración testicular paso a paso

El momento ideal para realizar la autaexploración testicular es después de la ducha o un baño caliente, ya que el tejido que rodea el testículo está relajado y permite identificar estructuras anómalas. Ambos testículos se deben tocar con ambas manos y compararlos. Pero es normal que uno sea ligeramente más grande y se encuentre más bajo que otro.

La palpación se hará con las yemas de los dedos índice y pulgar, o índice y corazón, toda la superficie del testículo. El teste normal es blando de consistencia elástica y forma ovoidea. La estructura alargada que recorre todo el borde posterior corresponde al epidídimo.

Por último, es conveniente examinar el color de la piel del escroto y la aparición de lesiones o nódulos superficiales.

Dr. Javier Romero-Otero

Blog del Dr. Romero Otero