Blog

La circuncisión disfunción eréctil, ¿hay conexión?

¿Hay relación entre la operación de fimosis y la disfunción eréctil?

La circuncisión (operación de fimosis) y la disfunción eréctil son dos términos que algunas personan asocian.
La circuncisión consiste en cortar el prepucio, es decir, la porción de piel que cubre la punta del pene. Esta cirugía se recomienda porque minimiza el riesgo de desarrollar infecciones de las vías urinarias, cáncer del pene y/o enfermedades por contagio sexual.
Los efectos secundarios están estrechamente ligados al periodo postoperatorio y consistirían en dolor, hemorragias o infección. En ocasiones, sin embargo, se ha apuntado la circuncisión como responsable de algunos casos de disfunción eréctil.
Una teoria apoyada por determinados ensayos y que vinculaba la circuncisión como causa de la disfunción eréctil especialmente entre aquellos hombres que tras someterse a la postectomía, presentaban algunos problemas de erección. Estos trabajos, establecían una motivación psicoloígca que justificaría esta “impotencia”.

Alternativamente, la operación de fimosis puede disminuir la sensibilidad del pene, y este hecho podría producir problemas de erección en algunos hombres. De hecho, esta relación se ha analizado para «usar» la postectomía para solucionar la eyaculación precoz, pero con mal resultado.

Por tanto, podemos concluir que la operación de fimosis tienen un cierto impacto sobre la sensibilidad, aunque posiblemente no masivo. Por tanto, en algunos hombres la circuncisión podría estar relacionada -por este mecanismo- o por un factor psicógeno, con la aparición de problemas de erección.

Sin embargo, esta idea ha sido rechazada por un estudio realizado en Alemania y publicado por Der Urologe. Según este trabajo, la postectomía no estaría relacionada con la disfunción eréctil y con este objetivo se analizó si el grado de DE variaba tras la operación.
Para ello, se cogió a un grupo de hombres, entre ellos un 6% que ya padecía disfunción eréctil, y se observó que en ninguno de los casos, el grado de erección cambiaba tras someterse a la circuncisión.
Este estudio ofrece datos objetivos sobre un tema, que aún sin base biológica, tenía algunos adeptos. Ahora queda, por tanto, demostrado que no existe relación alguna entre la circuncisión y el desarrollo de la disfunción eréctil orgánica.

Blog del Dr. Romero Otero