Bienvenidos al web del Dr. Javier Romero-Otero

Verano y urología consejos y precauciones

Verano y urología consejos y precauciones

verano

Con este post queremos hablar hoy de las posibles implicaciones o alteraciones que con la llegada del verano debemos tener en cuenta.

El aparato urológico en general y la próstata en particular con la llegada del verano y sus altas temperaturas pueden sufrir ciertas alteraciones a las que debemos atender y mantener las precauciones debidas que nos ayudarán a tener un día a día con mayor calidad.

Hidratación

Sabemos que las temperaturas se incrementan y como consecuencia el balance hídrico corporal se altera y debe ser más atendido. Estos desequilibrios de hidratación pueden ayudar o causar molestias en pacientes con patologías urológicas o personas sanas que se ven afectadas por trastornos menores en el aparato urinario.

Menos problemas miccionales

Por citar algunas cosas buenas que en este sentido suceden en esta época del año, debemos comentar que nuestro cuerpo suda con mayor volumen y más frecuencia y cuando esto sucede, manejamos menos liquido en el aparato urinario y, como consecuencia, nos lleva a reducir, por retener menos líquido, los problemas miccionales, especialmente, en aquellos pacientes que padezcan trastornos de próstata.

En estos casos suelen mejorar ciertos síntomas como la exigencia de orinar, con mucha frecuencia para vaciar la vejiga tanto por la noche como por el día y suelen, por lo general, desaparecer o minimizarse la urgencia e incontinencia que muchos de estos pacientes tienen como consecuencia de sus problemas y patologías tanto vesicales como protáticas.

Cólicos, Litiasis

Por otro lado, en el lado oscuro, debemos recordar que el verano es una época en que aumenta la frecuencia de sufrir cólico renoureterales, nefríticos o casos de litiasis urinarias o poso de cálculos en vías urinarias.

En general, estos episodios se producen fruto de la deshidratación que provoca en nuestro cuerpo una mayor concentración de la orina que puede cristalizar con mayor frecuencia y densidad y que, en muchas ocasiones, favorece también la concentración de litiasis o cálculos, piedras en la vejiga, riñón o con presencia en las vías urinarias de estos cálculos insolubles que se forman.

Por todo ello, el mejor método de prevención partiría de la obligación de hidratarse para evitar su formación.

Infeciones Urinarias

En otro orden de cosas, queremos llamar la atención en el aumento en época estival de las infecciones urinarias: los baños en zonas públicas, la permanencia en zonas húmedas y con ropa mojada favorecen, sin duda, la aparición y desarrollo de infecciones y con ellas, molestos síndromes de irritación miccional, especialmente en el recorrido uretral, de modo que es muy importante, no dejarse la rompa húmeda durante demasiado tiempo, intentar mantenerse secos y observar medidas y hábitos higiénicos con la frecuencia que sea necesaria. Y en este aspecto debemos también mantenr las máximas precaciones para evitar oportunidades de caer en la red de diferentes infecciones y enfermedades de transmisión sexual, que enl verano ya se sabe.

Disfunción Eréctil

Por último, hacemos referencia a las alteraciones y detecciones de posibles episodios de disfunción eréctil que en verano se acentúan por muchas razones. Es una época en que la demanda sexual aumenta, estamos más tiempo con las parejas, disfrutamos de mayor tiempo libre por las vacaciones y todo esto, en su conjunto, nos coloca en una posición y situaciones de práctica sexual más frecuentes e intensas.

A día de hoy, los datos atestiguan que muchos varones detectan episodios de disfunción eréctil que pueden, o no, ser solo puntuales o aumentar las que ya pudieran haber aparecido en invierno o en otros momentos.

Si éste es el caso es importante visitar a su urólogo de cabecera ya que, como se ha comprobado, la disfunción eréctil, además de sus síntomas reconocidos, puede llevar de manera subyacente, como compañía, otras patologías urológicas e incluso coronarias.

Para cualquier consulta contacta con nosotros y disfruta de unas merecidas vacaciones sin olvidar estos consejos.

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *