Bienvenidos al web del Dr. Javier Romero-Otero

Hiperplasia de próstata

¿Qué es la Hiperplasia benigna de próstata?

La hiperplasia de próstata es el crecimiento benigno de la glándula prostática. Se trata de una patología muy frecuente que afecta al 40% de hombres a partir de los 40 años. La hiperplasia de próstata produce síntomas urinarios y alteraciones en el aparato génito-urinario. En casos moderados, puede seguirse un tratamiento con fármacos. Sin embargo, en casos más graves, el tratamiento quirúrgico resulta la mejor solución.

El paciente generalmente presenta chorro de orina flojo, dificultad para la micción, necesidad de orinar de noche, gran frecuencia miccional diurna, urgencia por ir a orinar. Esta sintomatología empeora la calidad de vida del paciente sustancialmente. Además puede acabar provocando complicaciones como: sangrado, infección, formación de piedras en la vejiga, deterioro de la función renal, o incluso imposibilidad para miccionar y requerir una sonda vesical.

Tratamiento

En muchas ocasiones los síntomas de próstata se pueden controlar con medicación. En los casos en que el tratamiento médico no es suficiente, suele ser necesaria la realización de cirugía. Es necesario evaluar a cada paciente para sopesar el tipo de modalidad de cirugía de próstata ideal para su caso.

Clásicamente se ha tratado la hiperplasia menor de 60cc mediante resección transuretral de próstata (RTUp), consiste en extirpar poco a poco el adenoma prostático a través de la uretra sin incisiones. Cuando el adenoma es mayor de 60cc se requiere cirugía abierta, pues no se puede extraer todo el tejido a través de la uretra. La cirugía abierta es la más agresiva pero la que conseguía desobstruir más al paciente, pues se extrae la totalidad del adenoma prostático.

La llegada de los láseres a la urología buscaban conseguir resecar más tejido a través de la uretra, con menos complicaciones para el paciente. El laser verde ha demostrado ser efectivo para próstatas de no muy grande tamaño. Sin embargo el laser de holmium sí ha demostrado conseguir ser tan efectivo como la cirugía abierta, pero sin incisión, para todos los volúmenes de adenoma prostático. Así consigue: no incisiones, no sangrado, menor tasa de transfusión, 24 horas de sonda vesical, menor tiempo de ingreso, menor tiempo hasta reinserción en mi vida habitual, con el mismo resultado funcional que la cirugía abierta. Por todo ello hoy las Guías Europeas de Urología reconocen la enucleación con laser Holmium como el mejor tratamiento para la hiperplasia benigna de próstata.

Cirugía Hiperplasia Benigna de Próstata, enucleación mediante Laser de Holmium

La enucleación con láser de Holmium se está realizando desde 1997. Es un procedimiento que ha demostrado ser seguro, efectivo y válido a lo largo de 30 años. Hoy en día las Guías de buena práctica clínica lo describen como “la mejor técnica” y “técnica de elección” para el tratamiento de la hiperplasia benigna de próstata. Estas mismas guías aceptan la fulguración con el láser verde únicamente en próstatas de no gran tamaño.

La próstata con el devenir de los años crece, y secundariamente provoca obstrucción a la salida de la orina de la vejiga. Así aparece chorro de orina flojo, dificultad para la micción, necesidad de orinar de noche, gran frecuencia miccional diurna, urgencia por ir a orinar. Esta sintomatología empeora la calidad de vida del paciente sustancialmente. Además puede acabar provocando complicaciones como: sangrado, infección, formación de piedras en la vejiga, deterioro de la función renal, o incluso imposibilidad para miccionar y requerir una sonda vesical.

Así cuando operamos esta glándula para disminuirla de tamaño se puede hacer de varias formas. Clásicamente se ha tratado la hiperplasia menor de 60cc mediante resección transuretral de próstata (RTUp), consiste en extirpar poco a poco el adenoma prostático a través de la uretra sin incisiones. Nos ayudamos de un bisturí eléctrico clásico. Cuando el adenoma es mayor de 60cc se requiere cirugía abierta, pues no se puede extraer todo el tejido a través de la uretra. La cirugía abierta es la más agresiva pero la que conseguía desobstruir más al paciente, pues se extrae la totalidad del adenoma prostático. Al extraer la totalidad del adenoma es imposible que vuelva a ocurrir esta enfermedad, no hay recidivas.

La llegada de los láseres a la urología buscaban conseguir resecar más tejido a través de la uretra, con menos complicaciones para el paciente. El laser verde ha demostrado ser efectivo para próstatas de no gran tamaño. Sin embargo el laser de holmium sí ha demostrado conseguir ser tan efectivo como la cirugía abierta, pero sin incisión, para todos los volúmenes de adenoma prostático. Así consigue: no incisiones, no sangrado, menor tasa de transfusión, 24 horas de sonda vesical, menor tiempo de ingreso, menor tiempo hasta reinserción en mi vida habitual, con el mismo resultado funcional que la cirugía abierta.

Blog del Dr. Romero-Otero

cateter urológico

Catéteres urológicos información del mercado

Según un estudio de TMR Research, el mercado mundial de catéteres urológicos ha estado experimentando un notable crecimiento. En el tiempo que dedico a la lectura y a la búsqueda de nuevas informaciones, incluyo también artículos relacionados con las tendencias de mercado de productos médicos: instrumental, medicamentos, dispositivos tecnológicos, etc., ya que de su información […]
LXXXII Congreso Nacional de Urología

Sevilla LXXXII Congreso Nacional de Urología

Como en ediciones anteriores hemos estado presentes en el LXXXII Congreso Nacional de Urología En esta edición, desarrollada durante los días 7 al 10 de junio y con el escenario de la ciudad de Sevilla como fondo y parte activa del congreso se han desarrollado bajo la presidencia de Jesús Castiñeiras Fernández coordinando a un […]
Newsletter: Alertas en Andrología

Newsletter: Alertas en Andrología

Newsletter de información de urología y andrología de alta calidad En el pasado Congreso Nacional de Toledo me inicié como Coordinador del Grupo de Andrología y retomé este formato de comunicación y divulgación profesional. Una iniciativa que ya sacó adelante nuestro compañero Natalio Cruz, anterior Coordinador de Andrología, al que aprovecho para felicitarle por su […]