Bienvenidos al web del Dr. Javier Romero-Otero

Cáncer de Próstata

El cáncer de próstata es una patología muy frecuente, afecta a 1/4 parte de los hombres por encima de los 50 años y al 80% de los mayores de 80. No se conoce la causa, pero es probable que exista alguna relación con hormonas, edad, raza y tiene un claro componente genético (si un familiar de primer grado lo padece aumenta el riesgo de padecerlo). A diferencia de otros tipos de cáncer, el de próstata evoluciona de forma muy lenta.

Diagnóstico

A pesar de que el cáncer de próstata evoluciona muy lentamente y de que los síntomas se manifiestan cuando la enfermedad está muy avanzada, es un tipo de cáncer que puede diagnosticarse anticipadamente.

El screening de cáncer de próstata se realiza en primer lugar mediante un examen digital (tacto rectal), y se complementará con un análisis de sangre para medir el PSA, se puede detectar la enfermedad antes de padecer los síntomas. Hoy en día disponemos de nuevos test diagnósticos que nos facilitan esta labor: pro-PSA, 4kalicreinas, PCA-3.

Tras una revisión física general, su médico le hará unas preguntas sobre sus síntomas y los antecedentes médicos, y le realizará alguna de las siguientes pruebas:

  • Examen rectal digital (tacto rectal): Es una prueba en la que el médico inserta un dedo en el recto del paciente para detectar la existencia de alguna área irregular dura en la próstata (hinchazón o protuberancia), que podría ser indicio de cáncer.
  • Análisis de sangre: Se trata de una prueba muy útil para detectar los conocidos como “cánceres silenciosos”. También llamada prueba de determinación del antígeno prostático específico (PSA), consiste en la extracción de sangre con el objetivo de medir el nivel de PSA, una ptoteína producida por la próstata.
  • Examen de orina: Se extrae una muestra de orina para determinar si presenta hematurias o alguna anomalía, que podría suponer la presencia de una infección, de hiperplasia de próstata o marcadores de cáncer.
  • Ecografía transrectal (TRUS): Esta prueba consiste en el uso de ondas sonoras para crear una imagen de la próstata en la que detectar pequeños tumores. Se efectúa en una consulta médica, en la que se coloca una sonda en el recto del paciente, y su duración es de entre 10 y 20 minutos. 
Permite evaluar la forma y tamaño de la próstata. Además ayuda para la toma de biopsias. Su rendimiento detectando tumor por imagen es bajo.
  • Biopsia de próstata: La única forma de confirmar el diagnóstico del cáncer de próstata es tomando una muestra de tejido (biopsia). La biopsia consiste en la inserción de una aguja en la próstata con la intención de extraer parte de su tejido celular y analizarlo. Este análisis permite confirmar o descartar la existencia de la enfermedad. 

Tratamiento

En muchos casos el tratamiento del cáncer de próstata se efectúa durante un largo plazo de tiempo, dado que es un tipo de cáncer que se desarrolla de forma muy lenta. El tratamiento de la próstata dependerá sobretodo del estado evolutivo de la enfermedad.

Existen distintas formas de intervenir para reducir o extraer el cáncer de próstata :

  • Vigilancia activa: dado que existen tumores que no son agresivos, en pacientes seleccionados podemos no tratar, y vigilar el tumor de forma muy estrecha. Únicamente trataremos si detectamos que la agresividad del cáncer está aumentando.
  • Cirugía: Esta intervención consiste en la extracción completa de la glándula prostática y los tejidos circundantes. En algún caso también se extraen los gánglios linfáticos del área pélvica. Se puede llevar a cabo por varios abordajes: abierto, laparoscópico o robótico. Ninguno de éstos ha demostrado ser superior a los otros en términos de control oncológico, o preservar mejor la función miccional o sexual del paciente.
  • Radioterapia: Se puede administrar sola o combinar con la cirugía. Se puede llevar a cabo mediante braquiterapia: insertar semillas radioactivas en la glándula prostática o externa (aplicando radiaciones a través de máquinas externas).
  • Terapia hormonal: La testosterona, una hormona sexual masculina, está directamente relacionada con la evolución del tumor. Con el tratamiento hormonal se trabaja para reducir los niveles de testosterona en el organismo o bien para bloquear sus efectos en la próstata.
  • Terapia focal: Se emplea en pequeños tumores muy localizados. Se trata únicamente la zona tumoral, evitando así las posibles complicaciones o efectos secundarios de otras terapias más agresivas.
  • Otras terapias: existen multitud de tratamientos adicionales y alternativos para el tratameinto del cáncer de próstata : crioterapia, HIFU, terapia focal y otros.

Blog del Dr. Romero-Otero

salud prostática

Salud prostática pautas domésticas

Para la salud de nuestra próstata el ejercicio moderado, la buena alimentación y las revisiones en su tiempo y medida aseguran menos riesgos. Salud prostática en el varón es sinónimo de evitar posibles complicaciones y en ocasiones la prevención evita males mayores.Caminar, un trote lento y pausado, realizar los ejercicios de kegel que estimulan y […]
circuncisión en edad avanzada

La fimosis, también un problema de adultos

  La fimosis es la imposibilidad para retraer el prepucio, una circunstancia que se da como consecuencia de la falta de elasticidad en la piel del prepucio y por un frenillo corto. Aunque es una patología que afecta con mayor incidencia a los niños, bien es cierto que también puede manifestarse a cualquier edad. En […]
apps y urología

Urología y Nuevas Tecnologías

Avances urológicos de la mano de la tecnología Durante los últimos 20 años, lo avances en tecnología urológica nos han permitido mejorar la precisión de los diagnósticos y así mismo ofrecer nuevos tratamientos con menor riesgo de complicaciones y mejores resultados. Tanto urólogos como pacientes, hemos tenido que avanzar a la par, participando de este […]