Bienvenidos al web del Dr. Javier Romero-Otero

Salud prostática: prevenir es mejor que curar

Salud prostática: prevenir es mejor que curar

salud prostática

El Día Mundial de la Salud Prostática que se celebra el próximo 15 de septiembre debe acercarnos más a la prevención.

Aplaudimos las diferentes iniciativas de algunos Hospitales y Centros de Salud de primera línea que han decidido concienciar a los varones de la importancia de la prevención en lo que se refiere a la salud de la próstat y el mantenimiento de la información sobre su estado óptimo.

Promover y recordar al varón que debe realizar su visita al urólogo, con la frecuencia que corresponda, según la  edad -especialmente a partir de los 50 años- y estado de su salud general es obligación de todos los especialistas.

Revisión de tu salud prostática

Según todos los expertos, a los que me sumo, la revisión prostática específica a partir de los 50 años es necesaria. La detección precoz de situaciones anómalas ayudan a médico y paciente a elegir certeramente las técnicas necesarias que pueden evuitarnos males mayores.

Patología con diferentes orígenes

El cáncer de próstata es una patología muy frecuente, afecta a 1/4 parte de los hombres por encima de los 50 años y al 80% de los mayores de 80. No se conoce la causa, pero es probable que exista alguna relación con hormonas, edad, raza y tiene un claro componente genético (si un familiar de primer grado lo padece aumenta el riesgo de padecerlo). A diferencia de otros tipos de cáncer, el de próstata evoluciona de forma muy lenta.

Actualmente, ante un diagnóstio de cáncer de próstata.existen terapias eficaces y tratamientos paliativos que mejoran la calidad de vida del enfermo y la detección precoz del mismo ayuda a elegir la más adecuada.

Tratamientos

Estos tratamientos pueden ir desde una Vigilancia activa para  tumores que no son agresivos, hasta una cirugía completa con lala extracción completa de la glándula prostática y los tejidos circundantes.

Otros cuidados que se pueden sumar en determinados casos son la Radioterapia: mediante braquiterapia: insertar semillas radioactivas en la glándula prostática o externa (aplicando radiaciones a través de máquinas externas).

Como hemos indicado en otros artículos se están realizando grandes avances también conTerapia hormonal o Terapia focal en pequeños tumores muy localizados.

Completando las anteriores terapia hay tratamientos adicionales y alternativos como la  crioterapia, HIFU, etc.

Acogernos a unos u otros depende de la situación y el estado del cáncer en e paciente pero en cualquier caso insistimos que los estudios previos y la detección precoz puede prevenir y no tener que curar.

Visita a tu urólogo y realiza las pruiebas que te indiquen para vivir con más tranquilidad.

 

 

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *