Bienvenidos al web del Dr. Javier Romero-Otero

La hiperplasia benigna de próstata, causas y tratamiento

La hiperplasia benigna de próstata, causas y tratamiento

hiperplasia
La hiperplasia benigna de próstata es el agrandamiento benigno de la glándula prostática.

La hiperplasia benigna de próstata es el agrandamiento benigno de la glándula prostática. La glándula prostática es una glandula que esta a la salida de la vegija y a través de ella tiene que pasar la uretra para que el paciente pueda vaciar su vejiga.

Además, la principal función de la gándua próstatica es la producción del semen. De hecho se encarga de generar la mayoría del liquido seminal. De los testículos proviene el 5% del eyaculado, concretamente los espermatozoides, mientras que el otro 95% restante lo forman la próstata y las vesículas seminales que dan lugar al líquido seminal que, a su vez, aporta nutrientes a los espermatozoides.

Con el devenir de los años la próstata puede desarrollar 3 tipos de patologias: cáncer, infección o hiperplasia siendo cada una de ellas muy frecuentes. No olvidemos que el cáncer de próstata es el tipo de tumor más frecuente en el hombre y la tercera causa de muerte en el varón.

Las infecciones de próstata, por su parte, son infecciones bastante frecuentes asociadas a problemas en el vaciado de la orina y a una hiperplasia benigna de próstata.

En cuanto a la hiperplasia benigna de próstata, consiste en un agrandamiento benigno de la próstata que nos impide vaciar la vejiga bien. Esto da lugar a un chorro flojo y entrecortado que dificulta el vaciamiento total de la vejiga. Como consecuencia, como no vaciamos bien tenemos que levantarnos por la noche, con mucha frecuencia y con urgencia.

Por lo que se refiere al tratamiento, estamos de enhorabuena ya que se han introducido nuevas técnicas quirúrgicas que han permitidio disminuir la mortalidad de la intervenicón de forma radical así como sus efectos secundarios.

Láser Holmium

Hasta la fecha hemos realizado en torno a 800 intervenciones mediante la enucleacion a través de la uretra gracias a la técnica del láser de holmium. Un forma de tratamiento que permite curar cualquier tipo de agrandamiento prostático, es decir próstatas de cualquier tamaño.

Con este procedimiento lo que hacemos es mimetizar exacatamente la cirugía a cielo abierto de modo que obtenemos sus mismos resultados funcionales, pero al hacerlo a través de la uretra somos capaces de meter todo el adenoma prostático dentro de la vejiga con la ventaja de que eliminamos el sangrado y no hacen falta hacer inciseiones. El siguiente paso es triturarlo y sacarlo, también, a través de la uretra.

Los resultados son excelentes y se consiguen los mismos resultados funcionales que con la cirugía abierta pero con la principal diferencia de que hay menos de un 1 por ciento de los pacientes que se deban transfundir.

Es importante destacar que esta intervención no se asocia a ningún tipo de incontinencia urinaria ni de disfunción eréctil.

En cuanto al postoperatorio, también incluye ventajas. Por una parte, el tiempo medio de hospitalizacion es de 36 horas, el tiempo medio de sondaje vesical se reduce a las 24 horas y el paciente se puede reincorporar a su vida habitual en tan solo 10 dias.

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *